Cerrado por desinterés.


Lo siento, caballero, ya le digo

que echaron el cerrojo, de repente,

¡total! lo mismo da, si no iba gente.

No fue nunca muy chic y  -¡ale!-  el postigo.

A ratos puro hielo, se notaba

un áspero y vacío, flojo  ambiente,

gracioso, algo vulgar, muy decadente.

¡Previsto su final! El bar cerraba.

Cerveza de maíz, centeno y trigo

Es todo tan banal por consecuente.

Comentarios

Amparo ha dicho que…
Bueno, habrá otros bares. Mal tiempo para los negocios, mal tiempo.
(Te ha salido estupendo y cantarín).
Enrique Sabaté ha dicho que…
Mal tiempo, para quien no arriesga y para quien arriesga también. Al menos estamos vivos y podemos ponernos a darle la vuelta a todo esto, antes que nos acaben por convencer de que lo mejor es poner buena cara.

Gracias.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección