Metamorfosis en interrogación.

Mientras la piel se me muda

-ni víbora, ni escarola-

subo al quicio de una ola

-leve realidad picuda-

en el seno de una duda.

Metamórfico vaivén

-onda en válvula y retén-

provisto de pensamiento

-metafórico instrumento-

gusta un anhelado bien.

Comentarios

ybris ha dicho que…
La vida nos va obligando -de los conscientes hablo- a la adaptación a la realidad.
Aunque esa realidad sea tan cambiante como la cresta de una ola.
Y aunque nos deje un poco la sensación de ser un vaivén pensante.
Todo sea por ese bien que anhelamos.

Un abrazo columpiado.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias, amigo, toda realidad que se nos presenta tiene tendencia a moverse y a subirnos y bajarnos en quebradizas líneas de fricción.

Un abrazo

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.