Manipulados S.A.

El chín chín en cantilena,

dicho en buena y alta voz

con un aspecto feroz

que espante a la vez que truena,

proporcional y serena,

con su verdad por delante,

en el sitio y arrogante,

templada con inocencia,

es en sí la interferencia

que nos atrapa. ¡Brillante!

Comentarios

ybris ha dicho que…
Estupendo el título, Kike.
Cuánta manipulación en cantilenas arrogantes revestidas de inocencia.
Interfieren hasta atraparnos.

Abrazos.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.