Urbanitas.

Maricracia se casó
con Florentino Pazguato,
los dos sin ningún recato
a nada dicen que no,
la madre que los parió
si saldrían puñeteros,
devoradores y  fieros.
-¿¡Dibujan su piel con mapas!?
-Y se sujetan con grapas
los párpados lisonjeros.

Me gusta la purpurina
tanto como el azabache
y el rojo de un cielo apache
de Gran Vía a Concha Espina,
la pared es la oficina
del rabioso mensajero,
neo-orate callejero,
garrapata de ciudad
consciente de la maldad
que esconden sus agujeros.

Urbanítica babel,
palimpsesto que a hurtadillas
saca de nuestras costillas
las tarjetas de su hiel,
en el asfalto su miel
predica daños a escote,
su risa bajo el bigote
eléctrico nos desvía
y la odio, pero es mía
aunque me pela el cogote.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
caramba con el matrimonio ¡¡
Caminante ha dicho que…
Maricracia... mandona la Mari.
¿Trasnochaste?
Yo no,
nunca me gustó,
ni de jovencilla,
comerme el día siguiente.

Ya es de noche. PAQUITA
Enrique Sabaté ha dicho que…
Igualmente podían ser pareja de hecho y estar arrejuntados pro me pareció más lógico casarlos por el rito de Bali.


A veces si soy vampiro y me da por beberme las noches y comerme los días.


Un abrazo.
TORO SALVAJE ha dicho que…
Las Maricracias dominan el mundo.
Desde la alcoba a la nómina en sus dominios no se pone el sol.

Saludos.
zdenka ha dicho que…
vaya vaya con la maricracia...
estoy bien, ajetreada y estresada, y madre, además, pero bien. Espero que mi musa y mi tiempo lleguen a la vez. veo que tu acidez sigue intacta, me alegra "leerte". un abrazo.
virgi ha dicho que…
Muy ocurrente y mordaz.
Te deseo lo mejor, querido Enrique
Flamingo ha dicho que…
Te escribo para desearte una noche muy feliz en compañía de tus seres queridos, que el año que entra te colme de paz, salud y amor.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección