Una nueva entrada. Con mis mejores deseos. Feliz Navidad, Feliz Vida.

Una nueva entrada por una salida,
cuatro o cinco botes por siete zapatos
con las suelas rotas y tus garabatos,
diez piedras redondas por media medida
de lluvia de estrellas en tu bienvenida.
Yo tan sólo traigo turrón de guirlache,
ocho o nueve jotas, la ele y la hache,
El Sol en segunda y en prima la Luna
una nana en ronda, esta es mi fortuna.
Trueco con vosotros estos cachivaches.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
feliz navidad ¡
ybris ha dicho que…
Excelente trueque de algo más que cachivaches. Kike.
En arte mayor todo suena mejor.

Feliz Navidad.
Flamingo ha dicho que…
No sé de donde serás querido amigo, pero tu sugerente y pegadizo poema tiene todo el sonido y el calor de una tradición cántabra que no sé si conocerás, se llama las “Las Marzas” y es una rito antiquísimo en la que las rondas van repartiendo romanzas y cánticos por Torrelavega y más villas y pueblos Cántabros.

Es curioso porqué se me ha venido esto a la mente al leerte, igual se ha revuelto algún mecanismo mental, quizá sea la conjunción de las palabras, o la extraordinaria construcción del verso, pero ha sido un momento mágico.

Bueno, a lo que venía en realidad es a desearte una feliz navidad, paz y tranquilidad junto a los tuyos y una dosis extra de tu poderosa inspiración para el año que comienza.
Amparo ha dicho que…
Trueco contigo.
A veces me pregunto cómo te las arreglas para dar salida a tantas palabras y armar el verso.
Felices días y vida, Enrique, y que nos veamos (leamos, jaja)por mucho tiempo.
Un abrazo.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Bon Nadal Miquel amic.

No es sino la suma de dos artes menores.

Soy de Madrid, pero supongo que se me puede definir como folclorista.
Si nos dan licencia las marzas cantamos.

Yo también me lo pregunto.


Un fuerte abrazo.
Laura Caro ha dicho que…
Feliz año 2011, Kike.
Ha sido un placer conocerte y lo sigue siendo compartir versos.
Un abrazo fuerte.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.