Un soneto a deshoras.

¿Me adelantas un rato tu sonrisa?
Apenas un segundo esa mirada.
Descúbreme hechicera imaginada
Furtiva algún botón de tu camisa.

Pregóname dulzuras de melisa,
Concierta sin tardanza una balada,
Con maullidos de miza descocada,
Divina y seductora pitonisa.

El muérdago, el acebo, la retama,
El sabor de tus bosques y tus ríos,
Las encinas y el roble en amalgama.

En la luz de tus montes más sombríos
Me perdiera contigo hermosa dama.
Lo imagino sintiendo escalofríos.

Comentarios

Sirena Varada ha dicho que…
¡Qué delicia de soneto!
No sé si tendrás su sonrisa por adelantado, pero la mía la tienes desde el primer verso.

Un abrazo, Enrique.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Ni por atrasado.

Gracias por la tuya que me alegra.

Un abrazo.
ybris ha dicho que…
Te la adelantará, te los descubrirá, te lo pregonará.
En tanto maullido de miza descocada tus versos son caricias irresistibles.
Estremecedores escalofríos de deseos imaginados.

Espléndido soneto, Kike.
DENAVEGANTES (c) ha dicho que…
Los libros, estos eternos compañeros. Deseo que tengas unos dias de sol y letras amigas, aderezado con el interés por estas páginas llenas de garabatos que esconden misteriosas intenciones.Y venta, quiero hacerte partícipe de la nueva edición de EDITA'09, te paso este enlace y lo verás todo, el nuevo librito -MEMORIAS DE NAUFRAGO- y la organización de estas jornadas. http://colecionpoesiaenladistancia.blogspot.com/
Saludos, Adolfo.
almena ha dicho que…
Kike, admiro tu dominio del verso, de la rima, del sentimiento hecho poema.
Magnífico. Así. Sin más.

Besos! y sonrisas

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.