Ciempies.

 VI

Demasiadas piernas sin meter la pata
como corresponde a los singulares
que corren caminos oscuros, dispares.
Siempre hay un acierto entre tanta errata,
quien andando vía ni hiere ni mata.
Con tanta ventaja sales en carrera
que tu competencia veloz desespera
a burlas mediocres y dedos que apuntan,
has ido y has vuelto mienttras ellos juntan
trampas suficientes a modo y manera.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Todos metemos la pata
aún yendo cojos.
Por mal asonantes, por dar mal la lata,
por cual de tramposos.

No valen cienpiés,
ni falsas milongas.
uno es como es
no culpad a alforjas.
Enrique Sabaté ha dicho que…
En particular
también meto el remo
sin ir a la mar
y hago mucho el memo
con muy poco andar.
Pero en el sendero
me suelo encontrar
algún agujero
que está sin tapar
y ahí compañero:
¡donde voy a errar!

"Uno es como es":
no valen excusas
ni culpar a musas,
ni a manos, ni a pies,
así como eres
¡como tal te ves!
como matas mueres
aun siendo un ciempiés
y si tres tuvieres
metieras los tres.
Con cuanta razón
habló tu "epigrama"
aunque sea proclama
de gran desazón.

Un fuerte abrazo.

Pd:Pero el meter la pata se nos debe perdonar. Humanos somos y erramos, pero el ciempiés de mi cuento no es humano. Son bichos raros los de mi bestiario.
Amparo ha dicho que…
Me gusta!
Filoabpuerto ha dicho que…
¡qué bueno!

aplaudo con todas las cienpatas jeje

este bicho es estupendo para una protesta de caceroladas jajaja

abrazos
Merce
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias merce y amparo.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.