Sueño y realidad.

Un sueño, en un engaño de ilusiones,


quimérico reducto del ocaso,

bramido enmascarado de payaso,

descarte alucinado en mis ficciones.



Un sueño perseguido en proporciones

simétricas que encuentro en cada vaso,

amargo de placer, de vino escaso,

delirio incongruente de emociones.



Un sueño que he fingido en lo imposible

que oculta en una niebla subjetiva

mi impropia desvergüenza incorregible.



Un sueño sorprendente en la deriva

de un gris reglamentario , -dirigible-,

hacia una realidad introspectiva.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Plas ...plas ¡¡¡solo dos plas..ehhh¡¡¡..Podía haber sacad más tajada...pero no me quejo...salut
Flamingo ha dicho que…
Es un poema excelso, no lo parece pero es un canto de pasión desatada, la fuerza de alguno de los giros es inmensa.

Como siempre encierras tus versos en una carencia perfecta, pero el cuerpo del texto es como ese mar que tienes en la portada.

Me ha gustado mucho amigo mío.
virgi ha dicho que…
Sueños, quimeras para despistarnos de la vida que nos arrolla, gris y muchas veces, negra.
Besitos
Filoabpuerto ha dicho que…
Y aunque los sueños, sueños son
de esos, maestro....
deme un montón


Abrazos, Kike

Merce
Amparo ha dicho que…
No pueden contarse, los sueños.
Un abrazo
Enrique Sabaté ha dicho que…
Dos plas son suficientes Miquel.

Gracias amigo José, ese mar es el cantábrico.

Virgi, la vida es de todos colores aunque a ratos predominene el negro o el gris.

Merce, sueños que no nos falten.

Amparo, por miles? por intraducibles? o porque no se cumplen?

Muchas gracias y un fuerte abrazo.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección