El coplero. A Tomás Macho, maestro rabelista campurriano.

Tardes de domingo

arrugando versos

entre los rincones

de astrosos inventos,

entre cachivaches

y algunos recuerdos,

despiertas canciones

y agudos silencios.



Otoño en los ojos

que atraviesan sueños,

los dedos caminan

recitando quedos

coplas que en la nieve

escribe el invierno.



Van por las callejas

buscando de nuevo

un aire tan limpio

como de aguacero,

de risa y leyenda

o estúpidos celos.



Arpegios vivaces

en el arco, y lentos

como si anhelaran

un segundo eterno.



Su boca y sus manos

recitan eneros,

la canción del agua

donde nace el Ebro,

el compás que danzan

desvela un secreto.



El que dice al aire,

por no ahogarlo dentro,

tañendo el rabel,

el viejo coplero.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
a el viejo complero...Salut ¡¡¡
almena ha dicho que…
¡qué hermoso homenaje!
un abrazo para ti
Perlita ha dicho que…
Mi mayor respeto para Tomás Macho. me parece un enorme acierto tu homenaje tan bien rimado como siempre a este
Perlita ha dicho que…
hombre. De niña, yo seguía a personas como él que salían por el pueblo a cantar su magnífico repertorio. No sé si es a esto a lo que te refieres, pero has despertado en mí el recuerdo de los viejos vocingleros, músicos artistas errantes y cantantes de un tiempo donde los pobres ni accedíamos a radios y mucho menos a televisión. A ver si alguien les hace un monumento
Un fuerte abrazo, Enrique y no sé el porqué se ha partido mi comenterio...
virgi ha dicho que…
Bonita historia que entresaco de tu poema. Me suena a trovadores. Por aquí, que yo sepa, nunca hubo gente así...¡ah, parece un cuento!
De veras me lo he imaginado.
Besitos, querido Enrique.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Muchas gracias, por vuestros comentarios y vuestra paciencia.

Tomás Macho es un maestro de rabel, que ha enseñado a muchas personas a tañirlo, el romancillo es un homenaje a él pero no me cosnta que haya sido coplero por las calles de ninguna ciudad. salvo la suya, la hermosa villa de Reinosa. también es un pequeño homenaje a todos esos copleros que de algún modo hicieron más agradables los días con sus canciones.

Un saludo.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.