Avelilla.


Mariposa nocturna, lucerna desvaída:
¿Qué encierran tales luces del fuego que te abrasa?
¿Y esa mortal querencia al rayo que traspasa
tu leve inconsistencia pueril por atrevida?.
¿A qué ilusión concurres? si es llama que homicida
tus alas incinera ¿y en sobras y carcasa
a un túmulo de restos de muerte, en una masa
de ensueños quebrantados te arrojas convencida?
Marcado tu destino trasciende lo ordinario
e imprime en un instante tu efigie caprichosa,
fugaz,en la penumbra conspicua; tu escenario.
Dogmática penetra tu estampa cadenciosa
al tiempo que presumes de impulso temerario
y apresa el infinito tu chispa luminosa.
ESR2014.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.