Don Juan y Doña Inés. Antes de la crisis.



Contaré para la audiencia
la historia de Juan e Inés
si la empiezo del revés
termino con su paciencia.
Escuche la concurrencia
y así queden avisados,
hechos hay en todos lados
que a los propios asemejan

amantes siempre se quejan
de que no son bien amados.

Una mañana de enero
se levantaba al trabajo
Juan, y con cierto relajo
le dijo a Inés yo te quiero.
Ella de sueño ligero
no se sabe lo que oyó
por respuesta dijo: ¡no!
a estas horas tú con esas
pues lo que es hoy no me besas
tus besos no quiero no.

Tienes muy mal despertar
dijo Juan refunfuñando,
diantres me estoy hartando
vámonos a trabajar.
Tú no te vas a largar
-habló Inés hecha una fiera-
hasta que yo no lo quiera.
¡Qué llegas tarde ya vete!
¡Pronto! ¡van a dar las siete!
Y Juan que se desespera

Amor mío no te entiendo
me enloquecen tus razones
que siempre de mí dispones.
Si lloro tú estás riendo,
paro yo, marchas corriendo.
Me da calor y a ti frío.
Tú eres del mar yo del río.
Me calmas y me atormentas.
“Para que sepas y sientas
lo que te quiero amor mío”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.