Leído por ahí.


  1. A los circundantes de la circunstancia
    que se deshilachan por meros dislates
    y se vuelcan prestos a mil disparates
    en la disidencia de la concordancia.

    Pero no lo aclaran estos botarates
    como se disuelven en vasos de absenta
    esas peticiones con sabor a menta
    y roña en las uñas de siete quilates.

    A quienes dispuestos a ponerse en venta
    suponen valores en alza y derecho
    en tanto malversan el dicho y el... echo
    en mi saco roto tu pequeña renta.

    Adornan medallas vacías su pecho
    de oro del fino que da mucha gloria
    junto a dos renglones de un libro de historia
    que no diferencian el caso del hecho.

    Estos jerifaltes de la pepitoria
    que de antaño fueron y hoy son sin estilo
    unos traficantes de mierda y sigilo
    que se piensan midas pero son escoria.

    Ruinas gaseosas de la bolsa en vilo
    que escupen bocados de fuego y basura
    y tragan rebozos de sangre en tempura
    construyen sus horcas con sus propios hilos.

Comentarios

genessis ha dicho que…
Vaya....a quién o a quiénes mandas al cesto de basura....
Todos se construyen sus horcas con sus propios hilos?

Un poema con rima y rabia.
Abrazos cálidos.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Hay tantos, lo malo es que también trenzan nuestras horcas.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.