Spleen, a mí mismo

En la gris monotonía
que no es certera ni yerra
a tu pesar se abre y cierra
el pasar de cada día.
Sin ella nada tendría

sentido, y poca razón,
falto de toda pasión
y escaso de sube y baja
cotizaría a la baja
el hueco de tu sillón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.