Décima

En mi cartón prupurina
escribiré media frase
antes que un minuto pase
que en muy poco  se termina,
y en menos, y se elimina
quien diciendo la mitad
no dice bien la verdad,
no miente en sí, mas engaña,
oculta, esconde y extraña
con mayor iniquidad.

Palabras, siempre las mismas,
épicas púas de alambre,
insaciables en su hambre,
constructoras de sofismas
en maniáticas marismas
hidrópicas de consciencia,
rubor en la inteligencia
en un deleite de verbos
que en un graznido de cuervos
surcan por la disidencia.

No es rebelde desacato
este rugido de rabia
es una estancia en la babia
dicho así: pasar el rato
como un aburrido gato
que a pesar de los ratones
le inclinan más aficiones
de Venus que de Diana,
no por enmendar la plana,
sino por echar borrones.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Buen trabajo...y sin borrones...
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias Miquel.
Amparo ha dicho que…
épicas púas de alambre
Me gusta.
Y la última también, pasar el rato.
Enrique Sabaté ha dicho que…
soy de un metálico matafórico que eriza los cabellos.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección