No escribo sonetos
sino sonetillos,
dientes y colmillos
me crujen inquietos,
son algo paletos
mis versos ladrillos
pero muy coquetos
como espiroquetos
bastante diablillos,
virus y microbios

en carnestolendas
y viaje de novios,
también van de tiendas
y pasan de agobios
jugando a las prendas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.