Dices que ya no te escribo
como hace tiempo solía
que aquello que te ofrecía
no es hoy la paz del olivo
Es que en arca oscura vivo,
me asaltan tontas rabietas;
desde laudes a completas,
de vísperas a maitines,
así semejan mis fines
otra vez taimadas tretas.

En todo tienes razón
soy cada vez más payaso
que en la pista no hace caso
sino al flash de la emoción
y en la propia situación
de lo cómico se pierde.
Vértigo que araña y muerde
en vías de reciclaje
en fantástico viaje
al mundo del aguaverde.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.