Tengo, y tener siempre es nada,
laberintos de impaciencia,
nitrógeno por conciencia
y una ruleta trucada.
Transito la inesperada
ruta de ruidosos gatos,
excéntricos e insensatos
presentados en legión,
ligeros de información
en el tráfico de datos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.