No le cuentes nada al viento
quizá te escuche y se lleve
tu secreto y a la nieve
le vaya a ir con el cuento.
Ella lo dirá a mil ciento
botarates cristalinos,
sabedores de destinos,
cangilones de la escarcha.
Lo que con el viento marcha
es rumor en los caminos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección