Luétiga. Tyto Alba. A Eva sin más.




En el bello rostro de luna creciente
esperas la magia las noches en vela,
despliegas tus alas como carabela
que cruzase mares buscando el poniente.

Temida en el bosque tu elegancia vuela
entre las costuras de viejas encinas
a tus pobres presas en mañas fascinas,
es trueno  tu grito que la sangre  hiela.

Estirada y grave yo sé que adivinas
el fin al que llevan las carreras locas,
sabes del futuro y no te equivocas,
les cortaste el paso y los eliminas.

Verterás la sangre de aquello que tocas
mas sin penitencias por ser lo corriente,
tu naturaleza se hace presente
como la corteza dura de las rocas.

Silba el viento frío tu canto y no miente
cuando nos desvela en su saber terreno
que son necesarios lo malo y lo bueno
si en esta existencia nada hay diferente.

Comentarios

Amparo ha dicho que…
Me encantan las lechuzas.Genial describir su rostro como de luna creciente.
Un abrazo ya en enero.
Enrique Sabaté ha dicho que…
un abrazo de enero. me gusta.
Perlita ha dicho que…
Enrique, ¿cómo lo hacess para que parezca que eso de la rima no te cuesta nada? Muy bien. Me encantan las lechuza y má i on blancasss, Y lo mochuelos, lo buhos...
(No me va la "s" del ordenador. Perdona)
Claro que less tengo un poco de miedo, porque el cementerio de mi pueblo etá plagado de eta ave rapace.
Un abrazo, Carmen Sabater

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Te conozco