A Mar Gasco


Los mares son misterio por inmensos
que el hombre en su interés nunca asimila
océanos de miedo en la mochila
nos hacen al dolor ser más propensos.
Vivamos pues que es cosa que se estila
cargados con la pena sin olvidos
poniendo en cada día los sentidos
que abarcan nuestra lengua y la pupila.
Los seres que nos son siempre queridos
se van y en nuestro amor son compañía
que todos dejaremos algún día
el mundo y su experiencia y sus latidos.
Importa que el recuerdo nos palpita
y es algo que a la vida nos concita.
Enrique Sabaté. 1 de Marzo de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.