Reconocido

Empírico me sueño y me presumo,
atávico y genial e intenso y loco,
en medio de la nada me trastoco
y dentro del abismo me consumo.

Acólito del largo  gris del humo
tan válido que soy cúspide y foco
esdrújulo y consciente que en revoco
a veces es fachada y otras grumo.

Atípico, en volumen y en conciencia,
me río de la suerte a torpe brocha
y a muelas saltimbanquis y oxidadas.

Me sirven los botones de adherencia
si juego a cielo abierto a la birlocha
que tengo las orejas acabadas.

Disculpen soy orate desenvuelto

y nunca me debieron dejar suelto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.