Mensajera del amor.







A Berenice Ojeda.

Mensajera alada del amor sublime
desde mi ventana da al tiempo respuesta
ve con la palabra de amor indispuesta
en este vacío que amante redime.
No sólo el olvido, mas si es eso dime,
que vivo en las ganas de cada suspiro
en el nido eterno que cruel respiro
y sé que en sus brazos impíos y breves pequeña paloma
supiera que el blanco recuerdo del goce es el dulce aroma
en los ojos tiernos que contigo miro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Te conozco