Dimitri Papagueorguiu.

Fragmento del libro no editado.

A mis amigos, Keko y Natalia Garcés.



Detengo la mirada en lo finito
no en el canto inmortal de los devotos
ni en la sombra ideal de los exvotos
ni en la magia incesante del maldito

que al viaje se alista en los remotos
y transidos confines de la gloria,
no echaré mi alabanza a la memoria
del misterio y la aurora en terremotos

de una lira que alabe una ilusoria
narración de celestes inmortales,
cantaré sin ti Musa a mis iguales
a esta gente mortal y transitoria

que en arcanos de trágicos cristales
van dejando grabadas sus ardientes
energías de indígenas corrientes
habitantes de gestas personales

de quien vive epopeyas consecuentes
y aventuras que ilustran lo sencillo
biografías que tienen poco brillo
santorales con pocos incidentes.

Hoy quiero dedicar este rastrillo
al número real y limitado
de aquello que no ha sido consagrado
y anida en la argamasa del castillo.

Perdure lo que quiera el magistrado
en crónicas y en libros de leyendas
si digo yo mi canto porque entiendas
que el bien y el mal por todos es hallado.

Kike Sabaté. 22-III-13.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.