Permita compañero del sombraje
que escriba este soneto a lo italiano
a modo del satírico fulano
que habita los sarcasmos por paisaje.

Ya sabe donde acaba este viaje
que emprende sin pedirlo cada humano
la senda que nos presta a ser de mano
peleles en continuo reciclaje.

Alcancen nuestras vidas lo asombroso,
en plazas de mercado y callejuelas,
lo espacio temporal y lo tramposo.

Lo mágico nos sirvan en novelas
-electos por lo lúcido y hermoso-
amando a colombinas y antonelas.

Kike Sabaté. 27-III-13.

Comentarios

genessis ha dicho que…
Soneto, amor de mis amores!

Felices Pascuas Enrique.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Muchas gracias amiga mía.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.