Colegio de Málaga.


Línea del horizonte, Colegio Menor de San Ciriaco y Santa Paula. Vulgo de Málaga. Alcalá de Henares. A Fabiana Alonso.

La tarde refleja sobre el horizonte
a través de nubes algún privilegio
la línea quebrada recorta el colegio
y el suelo aparece tapiz pardomonte.
Se permite el cielo tanto sortilegio
de agujas y planos en las ramas vivas
que a la luz que muere distinguen cautivas
no sin que declamen un cerrado arpegio.
Se escriben torcidas no por primitivas
las letras que escoran un matiz moderno
quizá porque dejan atrás el invierno
y no por cercanas ni que las percibas.
Es el mismo paso por el mismo eterno
que no nos sitúa ni nos adecenta
al tiempo que rompe también se acrecienta
en sólidos graves y paisaje externo.
Por ser tan distinto parece que mienta
entre intersecciones que nunca se intuyen
aunque al mismo tiempo en si mismas concluyen
sin que se propongan ser muro que asienta.
Si te fijas mucho los trazados huyen
por la raya urbana que los precipita
ya que nada exige ni se solicita
mas siempre en humanos cursos se destruyen.
No hay mito o leyenda que no se repita
en sus ceremonias que el tiempo distraiga
tampoco hay espacios ni hora que traiga
en el acto impreso su estrofa maldita.
No hay muro terrible que ahora no caiga
ni falsa promesa que no se descubra
ni mente vacía que a poco elucubra
donde puede helarse lo que en nada arraiga.
También la mentira tiene quien la encubra
igual que mis versos que tan sólo mido
a ti dedicados en polvo y olvido
que esperan sus yerros que la tierra cubra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.