Lejos.

Lejos me voy sin marchar,
dentro de mí siempre anduve
en horas que me entretuve
sin tener que caminar.
Lejos sin salir al mar
ni echarme a sendero alguno.
Lejos y cerca, yo en uno
solo con mi pensamiento
que rueda en un mismo viento
en los brazos de Neptuno.
Enrique Sabaté. 23 de febrero de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.