Aquae Roma.







.
No bebas de las fuentes del Leteo,
romano, el abandono no te salva,
resuélvase en la historia tu apetito
de imperio y de traiciones mal cobradas.
Construyan acueductos las ciudades
al precio del esclavo, enhoramala,
de luchas y conquista en tus legiones
forzando los caminos a la espalda.
Hay deudas que en los símbolos se sufren
y sangre que no limpian ríos de agua
tan sólo un arancel entre las grietas
en prueba de un aumento de venganzas.
Obliga la razón que civiliza
e invade con la fuerza de las armas
que exigen del silencio y no perdonan
su asedio a quien eleva sus palabras.
¡Oh Roma! Los vencidos son arroyos
filtrados y conjuran cataratas
que abrevan su desquite en desafíos
propicios que te ahoguen en tus lágrimas.


Enrique Sabaté.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.