Miedo al vacío.








Horror a este vacío
trazado en la pared y el pensamiento
que teme el vacuo frío
con tanto arrobamiento
en mística y devota flor de viento.
Lectura de un espacio
en lujo de saberes materiales
consciente en el cimacio
de espíritus rivales
y espléndido en venenos y puñales.
Dorado en tu excelencia
presente en tus principios y tus galas
exiges penitencia
al tiempo que resbalas
herido en la pendiente y por las malas.
Enrique Sabaté.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.