Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.


Veloz es con su carga el imponente,
más rápido que el viento con sus alas,
más raudo y más fugaz que los impalas,
el más expeditivo, el más potente.
Un auto camión como las balas,
cargado hasta los topes, poderoso
aun más que la lejía y vigoroso
se hace mil viajes sin escalas.
Forzudo que en el Circo fue aplaudido
enérgico cual Hércules gigante
orgullo de choferes y pulpeiros.
Dinámico y capaz, bien construido,
el símbolo ciclópeo elegante
nombrado gentilmente por “Barreiros”.
Enrique Sabaté. 19 de febrero de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Te conozco