Horizontes.


Allá a lo lejos y al lado
en el sitio donde estoy
hecho a la penumbra soy
hombre de luz y olvidado.
En un ambiente cerrado
solo con mis pensamientos.
Pesados y macilentos
en una fortuna vaga
doméstica que se traga
verdes y azules sedientos.

De memoria algún lugar
reconozco en el recuerdo
y al olvido en desacuerdo
a ratos me vuelvo a echar.
Yo que en la orilla del mar
al viento airado pregunto.
A las gaviotas me junto
y en su vuelo me imagino
en un alado destino
y en tierra estoy y es mi punto.

El mundo tiene medida
en husos de longitud
y puntos de latitud
al encuentro en tu partida.
Una selva dolorida
y unos casquetes de hielo.
Un extraño a pie del suelo
soy por más que no quisiera
porque sé que me supera

inmenso, infinito, el cielo.

Enrique Sabaté. 22 de febrero de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección