Lo nuestro es pensamiento en carne viva
negrura natural en un boceto
que traza sobre oscuro algún secreto
dormido en un cajón para el escriba.
No hay nada que me des que no reciba
y estime que mereces mi respeto
mi juego siempre apuesta a tu boleto
así es mi confianza, en eso estriba.
Sin límite a pesar de que me viste
un mundo resignado en su ignorancia
con miedo al que es distinto y se resiste.
Dirán que todo fue la circunstancia
y en tal correspondencia que consiste
la búsqueda de luz en nuestra estancia.
Enrique Sabaté.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.