Décimas.

Soy burlador y algo zumbo
convivo bien con mi guasa
en el zaguán de mi casa
en diván viejo me tumbo.
"Sin desviarme del rumbo"
persigo sueño y quimera.
No me guardo en la barrera
y arriesgo cuando es preciso
porque vivo sin permiso,
da igual lo que el mundo quiera.



¿Para qué voy a negarlo?
Lo capta un tuerto de un ojo
en la fragua un hierro al rojo
"es imposible tocarlo".
Si quisieras atraparlo
habrá de ser con tenazas.
Un valentón muy bocazas
dijo en un tono tenaz
yo de ello soy muy capaz
por manos tiene hoy dos tazas.

Tanta guerra y destrucción
que rasga y rompe el planeta
no hay compasión ni respeta
el humano otra elección
que la propia y su opinión.
Al semejante se mata
se lo esclaviza y se ata.
El mundo a su mal se asoma
"parece que se desploma"
se destruye y desbarata.


"Se unen el mar y el cielo"
en la raya allá a lejana
y el sol brillante engalana
mar y tierra con un velo.
Tienes mirada de hielo,
me dices, y te sublevas.
Sola imaginas y elevas
sin motivo tu opinión
será que en el corazón
dentro, encendida, me llevas.
Enrique Sabaté.

¿De mí que dirá la gente
otro que quiso y que pudo?
Hombre que nació desnudo
y fue común y corriente.
Yo sé que he sido decente
y enfrento así mi destino.
Vista de lana o de lino
más o menos elegante,
senda y viaje constante
"sin horizontes camino."


Más allá de nuestro anhelo
del cosmos y sus distancias,
deseos y circunstancias
conforman pátina y celo.
Te amo desde este suelo
donde todo queda escrito.
En silencio sin más rito
que las ganas de abrazarte,
quizá, ¿porqué no? alcanzarte
"donde se une el infinito".
Enrique Sabaté.

No hay palabras que escribirse
puedan ni con la boca decir,
ni me atrevo a presumir
de saber que es consumirse.
No esperar, y maldecirse
por un amor embustero.
Y mi voz siendo un reguero
de pólvora que explosiona
en ti, al hacerlo pregona
"no sabes cuanto te quiero".


Hay días de calendario
dedicados a tal cosa
a la poesía a la prosa
a cualquier acto palmario.
También a algún corolario
e incluso al verso en endechas.
A Cupido con sus flechas
le dieron día por fin
digo yo en San Valentín:
"el amor no tiene fechas".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.