Verde en el secano.

¿No gustas de éste verde de secano?
advierte que es virtud superviviente
mordido por la culpa el inocente
y roto entre las rayas de tu mano.
La escasa sensación libre y fecunda
abierta a todo el aire y al deseo
de ser una vez más dulce recreo,
rumor de una tormenta moribunda.
No voy a pretender un arrebato
ya he sido y ya no soy ni me preocupa
palabra manifiesta que se aúpa
y suele del amor pedir buen trato.
Me sabes el pasado delirante
que muere en este verso, en un instante.
Enrique Sabaté. 23 de febrero de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.